Papel mojado, Juan José Millás



Esto es papel mojado, amigo, letra muerta, y más vale que sea así, pues, de tener alguna utilidad, ésta no sería otra que la de llevarle a usted a la cárcel.

Un oscuro redactor de prensa rosa, carcomido por la desazón de su existencia, se embarca en una investigación para esclarecer el aparente suicidio de un antiguo amigo.

Graceling, Kristin Cashore


Y los ojos... Katsa jamás había visto unos ojos así. Uno era plateado y el otro dorado. Desiguales y extraños, relucían en el atezado rostro. Le sorprendió que no le hubieran brillado en la oscuridad de la noche de su primer encuentro, no parecían humanos. Y se sintió incapaz de apartar la vista de ellos.

Hay gente en estas tierras que tiene poderes extraordinarios a los que llamamos gracias. Una gracia puede tener un valor infinito o puede ser totalmente inútil. Una gracia puede hacer que alguien sea veloz como el viento, o que sea capaz de predecir el tiempo, mientras que otras sólo harán que hables al revés sin pensar o te subas a los árboles. Mi nombre es Katsa. Soy un instrumento que mi Rey utiliza para castigar a sus enemigos. Mi gracia es matar.